El efecto Wether o el efecto contagio en el sucidio

“Las penas del joven Werther”, escrita por Goethe y publicada en 1774,  narra en forma de diario el sufrimiento del protagonista por un amor frustrado que acaba con el suicidio del joven. El éxito de Werther en Europa fue arrollador, reeditado en varias ocasiones y  traducido al francés y al inglés. Pero, a la obra se le achacó el haber impulsado al suicidio a jóvenes sensibles que se identificaban con el sufrimiento del joven Werther y algunos gobiernos llegaron incluso a vetar la obra. Esta idea del “contagio” del suicidio, ha llevado a no hablar de ello, como forma de prevenirlo.

El efecto Papageno, disuasor del suicidio

Pero, en estos momentos existe investigación y datos suficientes como para afirmar que hablar del suicido de forma adecuada no incrementa el mismo y que los medios de comunicación, pueden tener un papel preventivo o perjudicial según sea el tratamiento de la información elaborada.  A esto se le llama el “efecto Papageno” que debe su nombre a este personaje de “La flauta mágica” de Mozart. Papageno, tras planificar su suicidio tres espíritus infantiles le disuaden. El efecto Papageno es presentar la información de otra manera, de tal modo que la persona que está en riesgo suicida cambie de opinión.  

Rompamos el silencio, hablemos del suicidio

En mayo de 2017,  la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública de la Comunidad Valenciana, bajo la dirección de la entonces Consellera Carmen Montón,  publica el primer Plan para la Prevención del Suicidio y en 2017 se presenta la campaña “Rompamos el silencio. Hablemos del suicidio” con el objetivo de sensibilizar a la población general y a los medios de la necesidad de hablar de este tema adecuadamente. Los datos hablan por sí solos: es  la primera causa por muerte externa en nuestro país, duplica las muertes por accidentes de tráfico y constituye un grave problema de salud pública. 

Informar sobre el suicidio no es tarea fácil. En los últimos años se han publicado diferentes guías de estilo y de recomendaciones para el tratamiento de la información sobre suicidio por los medios de comunicación.

La palabra maldita

Proyectos audiovisuales com el documental «La palabra maldita» están buscando y trabajando por mostrarnos diferentes perspectivas de este complejo problema. El tema clave es que informar adecuadamente sobre el suicidio no sólo no tiene un efecto contagioso, sino que previene el suicidio. Esto lo recoge ya en el informe publicado por la OMS en 2000 para profesionales de los medios. El informe plantea que los medios de comunicación juegan un papel significativo en la sociedad actual, al suministrar una amplia gama de información en variedad de formas y que ejercen una fuerte influencia sobre las actitudes, creencias y comportamientos de la comunidad. Debido a esa influencia, los medios de comunicación también pueden jugar un rol activo en la prevención del suicidio.  

Más Mozart y menos Goethe.

Por ello, el reciente manual sobre el tratamiento de la información sobre suicidio, publicado por el Ministerio de Sanidad “Recomendaciones para el tratamiento de suicidio por los medios de comunicación” supone un empuje necesario para avanzar. El tabú ante el suicidio debe ser superado por los medios de comunicación a la vez que el tratamiento de las noticias sobre suicidios debe cumplir determinados criterios que tienen que ser claros y consensuados con los y las profesionales de los medios. Se trata de evitar el efecto contagio “efecto Werther” y potenciar la prevención “efecto Papageno”, como recoge este documento.   

El abordaje de la prevención del suicido implica la participación y sinergias de múltiples administraciones, instituciones, organismos y población general. Pero para avanzar y  progresar,  es imprescindible medir el impacto en las tasas de suicidio que tienen las diferentes estrategias y medidas utilizadas. Por esto, el seguimiento y evaluación de cualquier medida, es necesaria si queremos conocer realmente sí con lo que hacemos estamos alcanzando los objetivos propuestos.

Hoy sabemos que el suicidio se puede prevenir y también conocemos diferentes estrategias para su consecución.  Una de ellas, la información adecuada sobre el suicidio por los medios de comunicación.  


Rafael Sotoca

Rafael Sotoca es médico especialista en medicina familiar y comunitaria en ejercicio en Valencia. Es secretario de la Junta Directiva de Médicos Sin Fronteras España y representante en la Asamblea General Internacional. Es master en salud pública y gestión sanitaria. Ha sido director general de asistencia sanitaria en la Generalitat Valenciana, miembro del gabinete de la Ministra de Sanidad del Gobierno de España.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email