Texto de

  • Carmen Orte Socias. Catedrática UIB
  • Lluc Nevot Caldentey. Investigadora en Grupo Gifes UIB

El consumo de Pornografía ha aumentado con la Pandemia por la COVID-19  

La situación de confinamiento que estamos viviendo ha trastocado nuestra vida cotidiana en muchos ámbitos. También el sexual. 

Para hacerse una idea, vale la pena revisar los datos sobre el tráfico de pornografía en este periodo de pandemia/confinamiento. A finales de febrero el tráfico mundial de pornografía ya aumentó de forma importanteEn el caso de España, los porcentajes se agigantaron a partir del día 11 de marzo, alcanzando el 61,3% -50 puntos por encima de la máxima mundial del 11,6% según los datos aportados por Pornhub el 16 de marzo, (dos días después de la declaración de alarma).

Todo ello coincidiendo con  el hecho de que Pornhub, una de las webs de pornografía más grandes del mundo (con más de 42 mil millones de visitas en 2019 y más de 115 millones de visitas al día), ofreció gratis, durante un mes, sus cuentas Premium por cuarentena. El mismo día en España y en Francia (en Italia lo había abierto la semana anterior), para “alentar a las personas a quedarse en casa y ayudar a detener el avance de la COVID-19”. Iniciativa que el martes 24 de marzo decidió extender a todo el mundo. En los últimos 30 días ha obtenido más de 9 millones de búsquedas por “coronavirus”,  cuyos resultados cuentan ya con más de 1.000 videos (Lehmiller, 2020; Spratt, 2020; Pornhub, 2020). 

La COVID-19 que tanto dolor ha traído, se convierte aquí en un elemento muy valioso de marketing del negocio de la pornografía para captar nueva clientela, reactivar a quienes ya lo eran y recuperar a quienes luchaban con gran esfuerzo por dejar de serlo. 

 

El porno hace una oferta oportunista aprovechando la pandemia

Esa oferta se lleva a cabo con el objetivo oportunista de aliviar el confinamiento, mejorar los problemas económicos -de quienes se convertirán en amateurs de las filmaciones de alto riesgo-, promocionar la venta de pornografía “sin escenas violentas contra la mujer”, o  justificando la gratuidad de sus servicios como acción caritativa de apoyo a las víctimas de la COVID-19, o utilizando el gancho de la supuesta solidaridad para apoyar el confinamiento. En definitiva, un conjunto de estrategias que han permitido la expansión de la industria de la pornografía en situación ventajosa a costa de la pandemia. Y, no menos importante, han tratado de restar visibilidad a las interferencias de la lente crítica del consumo de pornografía ante la identificación de sus efectos y riesgos psicológicos, sanitarios y sociales, porque normaliza todo tipo de prácticas de alto riesgo y conductas sexuales violentas. 

Aunque de otra naturaleza, pero de efectos igualmente dañinos para las víctimas –vendiendo su material privado obtenido por medios ilícitos- que lo convierte en trending topic de ventas por esa misma razón. Al respecto, diversas organizaciones internacionales han pedido medidas urgentes para detener los videos de violación, sumisión y sufrimiento de mujeres, y de abuso sexual infantil (UNICEF, 2020; ONU, 2020; HuffingtonPost, 2020; Crónica Global, 2020; CNBC, 2020) y el cierre de Pornhub –aportando 350.000 firmas- ante la publicitación de videos sin consentimiento (Isaacs (2020). La campaña NotYourPorn#, es una de las iniciativas surgidas para dar apoyo a las víctimas de la pornografía.  

Es el momento de abordar este tema en el contexto familiar

Es evidente que el consumo de pornografía aumenta en situaciones de confinamiento y/o aislamiento social, especialmente en situaciones de crisis. Con todo, esta es la primera en un contexto de nueva pornografía distribuida por internet como quedó recogido en el estudio reciente de Ballester y Orte en 2019. De ahí ese crecimiento exponencial y la multitud de nuevas ofertas para todo tipo de compradores. Aunque el confinamiento albergue infinidad de riesgos relacionados con las redes, como toda crisis, la generada por la COVID-19 también se presenta como oportunidad para alcanzar un mayor nivel de libertad y un escenario que dé lugar a la mejora de la relación con uno mismo y el entorno. 

En el caso de los menores, que ahora tienen más tiempo para estar conectados, la supervisión familiar es esencial. La implicación de progenitores/as en la educación afectivo sexual incide sobre la capacidad de respuesta y decisión frente a los problemas surgidos de la interacción con las pantallas del/la adolescente. También es ahora el mejor momento de abordar  este tema en el contexto de la familia. En el caso de los adultos, tomar conciencia de ello es la primera fase para poder abordar el control de ese consumo y la apertura al aprendizaje de nuevas habilidades, así como obtener satisfacción en las nuevas rutinas de la vida cotidiana que ofrece esta situación de confinamiento. Promover una vida rica en vínculos y contactos y practicar actividades de ocio que eviten el aburrimiento y la ansiedad. 

Referencias  

Ballester, L., Orte, C. (2019). Nueva pornografía y cambios en las relaciones personales. Barcelona: Octaedro. 

Isaacs, K. (2020). Pornhub needs to change – or shut down. Recuperado de https://www.theguardian.com/global-development/2020/mar/09/pornhub-needs-to-change-or-shut-down 

Lehmiller, J. (2020). How the pandemic is changing pornography. Recuperado de: https://www.psychologytoday.com/us/blog/the-myths-sex/202003/how-the-pandemic-is-changing-pornography 

Pornhub (2020). Coronavirus update – march 25th. Recuperado de https://www.pornhub.com/insights/coronavirus-update 

Spratt, A. (2020). Porn use is up, thanks to the pandemic. Recuperado de: https://theconversation.com/porn-use-is-up-thanks-to-the-pandemic-134972 


Rafael Sotoca

Rafael Sotoca es médico especialista en medicina familiar y comunitaria en ejercicio en Valencia. Es secretario de la Junta Directiva de Médicos Sin Fronteras España y representante en la Asamblea General Internacional. Es master en salud pública y gestión sanitaria. Ha sido director general de asistencia sanitaria en la Generalitat Valenciana, miembro del gabinete de la Ministra de Sanidad del Gobierno de España.

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email