Mujer en silla de ruedas trabajando
Foto: BIGSTOCK

¿Te has preguntado cómo deben apoyar los líderes o gerentes a las personas con discapacidad que trabajan desde casa? Hoy queremos compartir una importante información que ha publicado la Comisión de Administración Pública de Australia (APSC) referente a este punto.

En dicha publicación se dan interesantes orientaciones sobre la forma en la que líderes y gerentes organizacionales o empresariales pueden ayudar al personal con discapacidad a adaptarse al trabajo desde el casa durante la pandemia de coronavirus Covid-19.

En tal sentido, la clave está en solicitar a los líderes y gerentes organizacionales o empresariales que apoyen las distintas necesidades individuales de los trabajadores con discapacidad, aplicando una gama de soluciones que van desde tener una mente más abierta hasta establecer una comunicación eficaz y regular con el personal.

La mejor forma de apoyar a las personas con discapacidad que trabajan desde casa es preguntar

La APSC resalta que las necesidades de apoyo o de accesibilidad para algunos empleados con discapacidad pueden cambiar cuando trabajan desde casa. Sugiriendo de este modo, que los líderes y gerentes inicien una «conversación abierta» con el personal para conocer sus necesidades particulares.

Una buena forma de iniciar es desarrollando y ejecutando un plan de apoyo para ajustar el lugar de trabajo del empleado, donde se debe identificar la ayuda y/o las consideraciones individuales de trabajo, salud y seguridad.

Se debe tener en cuenta, en todo momento que cada persona es diferente; por lo que es necesario evitar hacer suposiciones sobre las necesidades o capacidades.

La solución más efectiva es tomarse el tiempo para preguntar, lo que será un paso vital a la hora de apoyar a todos los miembros del equipo por igual y con equidad.

Otra de las recomendaciones para el equipo de directivos es tomar en cuenta el hecho de considerar si un empleado tiene un asistente/cuidador o algún miembro de la familia que lo asista durante la jornada laboral, con la finalidad de establecer contacto para cubrir necesidades del momento. Siempre con permiso previo para hacerlo por parte del trabajador.

Se deben explorar distintas soluciones para las personas con discapacidad que trabajan desde casa

Los líderes o gerentes deben apoyar a los empleados que necesitan de tecnología para su asistencia, así como con otros equipos para optimizar el trabajo desde casa.

Si esto no puede hacerse de forma inmediata, los líderes o gerentes deben buscar soluciones provisionales, reajustar el plan de apoyo o recurrir a otros organismos que puedan tener la capacidad de proporcionar los ajustes o asistencias técnicas y tecnológicas necesarias.

Si un miembro con discapacidad del personal no puede realizar su trabajo habitual, los líderes o gerentes deben considerar:

  • Rediseñar el trabajo si es necesario (como lo sugiere la página de personalización del trabajo en el sitio web de Disability Employment Australia).
  • Ajustar el rol actual a un rol diferente, designar otras tareas dentro de la organización/empresa o crear una oportunidad de movilidad temporal en otra sucursal donde exista una vacante que se ajuste a sus capacidades y necesidades.
  • Generar oportunidades de aprendizaje y desarrollo que el empleado pudiera emprender desde casa.
  • Si no queda otra opción, otorgar el derechos a vacaciones o permisos, pero sólo como último recurso, si es que se han agotado los esfuerzos por facilitar el trabajo desde casa.

Mantenerse abierto a la flexibilidad

La flexibilidad jugará un papel muy importante a la hora de la productividad. Es por esto que los directivos, líderes o gerentes deben tener una «mentalidad abierta y flexible» y, al mismo tiempo, ser claros en cuanto a las funciones y responsabilidades. Las horas previstas de trabajo deben discutirse en todo momento con el personal.

De igual forma, es recomendable establecer expectativas y plazos realistas sobre el trabajo a realizar y permitir un tiempo adicional siempre que sea posible si se identifican obstáculos dentro del plan de trabajo.

Los líderes o gerentes también deberían:

  • Considerar las circunstancias individuales de los empleados y el apoyo que necesitan fuera de su discapacidad.
  • Revisar regularmente los acuerdos de trabajo flexible y los ajustes para asegurar que equilibren las necesidades cambiantes de los empleados, líderes o gerentes, así como también los lugares de trabajo.
  • Mirar lo que funciona bien y ajustar las cosas que no.

Mantener un comunicación constante con las personas con discapacidad que trabajan desde casa

Comunicarse de forma regular y clara a través de los canales apropiados (mediante el teléfono, el correo electrónico, la mensajería instantánea o las vídeo conferencias), esto será fundamental para que todos los empleados se sientan conectados, apoyados y comprometidos.

Los directivos, líderes o gerentes deberían:

  • Asegurarse de que todos tengan el mismo acceso a la información y que se les incluya en los debates en el lugar de trabajo (especialmente si son virtuales, preguntando siempre cuáles son los canales de comunicación que mejor funcionan para el empleado).
  • Considerar realizar y compartir en todo momento un resumen de la reunión, o hacer un seguimiento con las personas después de las reuniones para transmitir información importante.
  • Animar y apoyar a los empleados para que establezcan una buena rutina, crear momentos saludables para comenzar y terminar el trabajo y programar tiempos de descanso regulares.
  • Entender la ansiedad de los empleados y la necesidad constante de tranquilidad permitiendo un tiempo adecuado para la adaptación.
  • Reservar un tiempo de calidad para ponerse al día con los empleados, uno a uno y en equipo.
  • Considerar si los documentos son accesibles digitalmente para la tecnología de asistencia y si las plataformas digitales funcionan para quienes tienen baja visión o tienen problemas de audición.
  • Asegurarse siempre que se están comunicando de una manera apropiada con todos los empleados, sobre todo cuando se transmita información compleja o delicada relacionada con el Covid-19.

Esperamos que estas buenas prácticas sirvan de mucho a la hora de facilitar el trabajo desde casa a todas aquellas personas con discapacidad que, con determinación y empeño, siguen aportando al desarrollo productivo en medio de la pandemia causada por el coronavirus Covid-19.


Autoría: David Eduardo Cedeño | Discapacidad Cero


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email